SIEMPRE CON CODOS

Si bien se puede utilizar el soplete para curvar las cañerías metálicas o de cobre, lo cierto es que el calor no es un buen método si tomamos en cuenta que los fittings entregan mucho mejor resultado.

“Siempre se debe utilizar fittings para un cambio de dirección o diámetro de la tubería, puesto que curvar las tuberías con temperatura (sopletes) las debilita, además de no mantener, por ejemplo, unificado el diámetro. Los codos permiten mantener sellada hidráulicamente la evacuación del fluido, cuando existen cambios de diámetros o de dirección”.